Para Feníe Energía el RDL supone una gran oportunidad para el instalador ya que aumentará significativamente la demanda de instalaciones de autoconsumo y ampliará el perfil de consumidores de puntos de recarga.

 

Para la comercializadora independiente, Feníe Energía, el Real Decreto-ley 15/2018 de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, aprobado recientemente por el Gobierno, supone una gran oportunidad para el instalador ya que aumentará significativamente la demanda de instalaciones de autoconsumo y ampliará el perfil de consumidores de puntos de recarga.

Feníe Energía da la bienvenida a este paquete de medidas que el Gobierno ha adoptado en relación al autoconsumo dado que es una reclamación histórica del sector eliminar las barreras que existían. De hecho, desde la compañía siempre han apostado por aprovechar el sol y, a partir de ahora, el proceso será mucho más sencillo, sin las trabas que suponía para el cliente el impuesto al sol.

La oportunidad para el instalador

Feníe Energía cuenta con 2.500 agentes formados en la instalación de puntos de recarga. Al eliminar la barrera del gestor de carga, otra de las medidas recogidas en el RDL, se va a fomentar la movilidad eléctrica. Además, esta decisión amplía el perfil de consumidor que puede instalarse y gestionar un punto de recarga.

Por otra parte, según Feníe Energía la desregulación de las potencias es una medida “muy positiva” de protección a los consumidores que “puede ayudar al ahorro a través del asesoramiento del instalador”. Contar con la recomendación de un instalador formado que conoce el consumo del usuario resulta fundamental para elegir el término de potencia más apropiado. Además, los instaladores pueden informar sobre cuál es la potencia más adecuada para su consumo que, a raíz de este real decreto, se podrá ajustar todavía más.

Suspensión necesaria, pero insuficiente

Sin embargo desde Feníe Energía son críticos con otras de las medidas. La comercializadora apunta que, si se quiere impactar de forma sostenida en el precio que paga el cliente en la facturala suspensión del 7% del impuesto de generación, aunque necesaria, resulta insuficiente para solucionar el problema estructural del mercado.

De hecho, la comercializadora independiente considera que si se quiere reducir el precio de la electricidad que pagan los consumidores es necesaria una reforma profunda del mercado mayoristadado que, en este Real Decreto, no se han incluido cambios estructurales significativos.

En relación a este Real Decreto, Feníe Energía reclama mayor contundencia en la reforma del mercado mayorista de la electricidad y que cuenten con el sector a la hora de desarrollar la letra pequeña de los grandes anuncios.

Bono social térmico y fomento de las renovables

Finalmente, en cuanto a las medidas sobre la pobreza energética y la creación de un bono social térmico con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, Feníe Energía considera que el hacerlo con un nuevo mecanismo de financiación a cargo de los Presupuestos Generales del Estado se aproxima a la propuesta que vienen defendiendo las comercializadoras independientes con el bono eléctrico.

En cuanto al fomento de las energías renovables desde la compañía consideran que, gracias a ello, hay proyectos que se pueden desarrollar y agilizar los trámites para conectarlos. Además, favorece que se cumplan los objetivos europeos del 2020 y se fomenta la generación con energías limpias.

Fuente: https://www.energynews.es/el-rdl-para-la-transicion-energetica-del-gobierno-supone-una-gran-oportunidad-para-el-instalador/